Introducción

Acercando la economía global hacia la sostenibilidad

Haciendo del dinero nuestro sirviente y no nuestro amo

Sustento justo

Empresa social

Temas legales y financieros

 

Acercando la economía global hacia la sostenibilidad
Cómo funciona la economía global ¿Por qué la economía global se comporta como lo hace? Acercando la economía global hacia la sostenibilidad

“La economía es una filial 100% propiedad del medioambiente, no a la inversa.” – Herman Daly

Cómo funciona la economía global

Hoy en día, la economía gobierna con supremacía como la “disciplina maestra”, estando todos los demás temas y valores subordinados a ella. De forma crítica, la ecología ha llegado a ser considerada como un sub-sistema de la economía más que a la inversa. Consecuentemente, el “medio ambiente” ha pasado a ser visto fundamentalmente como un banco de recursos para llevar a cabo las actividades económicas del ser humano.

Eso esta muy alejado de la raíz etimológica de la palabra “economía”, derivada del griego “Oikos”, que significa literalmente “administración del hogar”. En vez de administrar nuestro hogar global de forma responsable, hemos creado sistemas económicos en los cuales es más beneficioso cortar árboles que hacer crecer bosques, desplazar comunidades que nutrirlas.

El advenimiento de la época de los combustibles fósiles, durante el último par de siglos, ha puesto a nuestra disposición cantidades de energía sin precedentes que la humanidad ha utilizado para satisfacer sus necesidades: probablemente, hemos gastado más energía durante el siglo veinte que en toda la historia anterior de la humanidad (MacNeill 2000).

Esto ha permitido un prodigioso salto en la producción económica, así como importantes y beneficiosos avances en áreas como la alimentación, el cuidado medico y dental y un mayor confort para muchos dentro de la familia global.

Sin embargo, estos logros han tenido un enorme coste. La población humana se ha multiplicado por más de diez desde el comienzo de la era industrial a mediados del siglo dieciocho hasta más de 6500 millones hoy en día. Actualmente estamos agotando el capital natural, minando así la capacidad de los sistemas naturales para auto regenerarse. Todo esto es gravemente evidenciado por la incapacidad de la atmosfera para absorber el nivel de emisiones de gases con efecto invernadero.

Paralelamente, las concentraciones de poder y riqueza nos están llevando hacia desigualdades económicas sin precedentes; y las comunidades se retuercen bajo la presión del sistema económico orientado hacia el consumismo y la concentración global de riqueza y poder. 

Además, los diferentes sistemas sociales y económicos que hemos construido dando por garantizada  la continuidad de la energía barata, son altamente vulnerables a medida que nos aproximamos al punto medio en la disponibilidad de combustibles fósiles (comúnmente conocido como Pico del Petróleo).

Texto Complementario

El historiador JR McNeill establece un contraste entre ratas y tiburones. Las ratas, dice, son maestras de la improvisación, capaces de encontrar un nicho y adaptarse a cualquier ambiente de la tierra, desde el ecuador a las estaciones de investigación del Polo Sur. Los Tiburones, en cambio, son maestros depredadores, en lo alto de su cadena alimentaria. Sin embargo, si la temperatura del agua en la que nadan cambia solamente un par de grados, están condenados a la extinción.

Las sociedades humanas, afirma, han hecho la transición durante los últimos dos siglos de ser tipo rata a tipo tiburón. Los seres humanos, sugiere, hemos cambiado incrementos en la “eficiencia” (definida de forma reduccionista en términos de rendimiento) por reducciones en la resiliencia, o capacidad de adaptación.


Fruit Salad

Ensalada de frutas – Cómo funciona la economía global
Pulsa en la imagen para agrandar

Evolución de la población mundial
Pulsa en la imagen para agrandar

Industrial pollution

Contaminación industrial
Pulsa en la imagen para más info

Shark

Tiburón