Recursos para una vida
simple, natural y perdurable

"Una ecoaldea es un asentamiento humano, concebido a escala humana, que incluye todos los aspectos importantes para la vida, integrándolos respetuosamente en el entorno natural, que apoya formas saludables de desarrollo y que puede persistir indefinidamente".

Robert Gilman

Red ibérica de ecoaldeas, RIE

 

 

En Noviembre de 2001 se celebró en Madrid la Asamblea fundacional de la Red Ibérica de Ecoaldeas, RIE. La RIE tiene como objetivos básicos el intercambio de información y de recursos entre los miembros de la Red y la difusión hacia el exterior del concepto de ecoaldea y asentamiento sostenible, facilitando el acercamiento de las personas que, desde pueblos y ciudades, desean apostar por esta forma de vida.
La RIE está todavía en fase de creación y queda mucho camino por andar antes de que pueda realmente cumplir los objetivos propuestos. No obstante, los primeros pasos ya se han dado y eso es lo importante. Desde el primer encuentro que tuvo lugar en el Instituto de Permacultura Montsant (Tarragona) hasta el previsto para finales de agosto en Los Arenalejos, habrán sido 4 años de reuniones, contactos y el conocimiento de una realidad vital que estaba ahí y que es necesario fortalecer como alternativa a un sistema que no sólo no da respuestas a los problemas existentes sino que contribuye decididamente a su empeoramiento. Esta es la cronología de este periplo y su estado actual:

 

Artosilla 1999

En el II Encuentro Estatal de Ecoaldeas, celebrado en Artosilla en agosto de 1999, se avanzó considerablemente en la creación de una red de ecoaldeas, al permitir que nos conociéramos unos cuantos colectivos que, en diferentes lugares de la geografía española, estamos trabajando en esta línea. Sin embargo, por ser todavía pocos y por hallarnos todavía en una fase muy inicial, en la última asamblea celebrada en dicho Encuentro se decidió mantener de momento una estructura de coordinación mínima —que recaía por otra parte en la Carrucha Cultural— y esperar que el movimiento de ecoaldeas se fuera consolidando en todo el territorio español antes de crear una verdadera red.
También se decidió, que dado que la palabra "ecoaldea" es de uso muy reciente, y algunos colectivos ya llevan trabajando en líneas similares desde hace años, se podría ampliar la red a otro tipo de comunidades sostenibles, como colectividades rurales, comunas urbanas y rurales, municipios o pueblos ecológicos, cooperativas de viviendas, comunidades de desarrollo personal, etc., siempre que se hallen predispuestas a avanzar en la consecución de los requisitos mínimos de ecoaldea.
No existen ecoaldeas perfectas, ni en España ni en ningún otro país europeo, y por tanto no se trata de que los colectivos que quieran unirse a la red ibérica de ecoaldeas lo sean completamente. Basta con que haya en ellos una intención de avanzar en el desarrollo de comunidades sostenibles.
En Artosilla, los siguientes colectivos constituyeron el germen de la futura Red Ibérica de Ecoaldeas:

 

Amayuelas 2000

A finales de agosto del 2000 tuvo lugar en Amayuelas de Abajo (Palencia) el III Encuentro estatal de Ecoaldeas y Comunidades Sostenibles. Al encuentro acudieron muchas personas, entre ellas bastantes representando a proyectos existentes o en marcha.

Danzas circulares en Amayuelas

 

En el Encuentro se abordaron diferentes temas de interés para las ecoaldeas y se dieron importantes pasos para crear una red de ecoaldeas y comunidades sostenibles del Estado español. Se concretaron los obetivos principales de la futura red:

  • Intercambio de información y recursos (saberes, técnicas, servicios...) entre los miembros de la Red
  • Difusión del concepto de ecoaldea y comunidad sostenible
  • Facilitar el acercamiento de personas y colectivos hacia esta forma de vida

Para cumplir con estos objetivos se decidió crear un directorio de ecoaldeas existentes o en marcha, que recogiera las particularidades de cada comunidad, y que sirviera tanto para uso interno como para mostrar al público interesado los proyectos existentes.
Se decidió también crear una página web con diverso material informativo, además del directorio de ecoaldeas.
Se fijo fecha para una asamblea constituyente de la Red en la feria de Biocultura de Madrid, primera semana de noviembre de 2001.

 

Madrid 2000

A la asamblea constituyente de Madrid acudieron los siguientes colectivos:
Amayuelas (Palencia), La Carrucha Cultural (Huesca), La Osa (Asturias), Permacultura Montsant (Tarragona), Valdepiélagos (Madrid), Matavenero (León), La Garrotxa (Girona), Vettonia (Salamanca), Jardines de Acuario (Murcia), GEA, Bajo el Asfalto está la Huerta (Madrid), Cosas de la Luna (Madrid), Mas Noguera (Castellón).

No estuvieron en la reunión, pero manifestaron su deseo de pertenecer a la Red:
Los Arenalejos (Málaga), Más Lluerna (Lérida), El Pardal (Jaén), Habioclima (Lérida), Valberzoso (Palencia), As.Macrobiótica PAM (Huesca), Equi-libre (Tarragona).

En la reunión se decidió hacer una página web, que se instalaría en el servidor del GEN Europa. Los contenidos de la página incluirán información de los proyectos existentes y otras informaciones útiles para la Red y para las personas de fuera. Todavía pendiente de hacer.
La Red tomará el nombre de Red Ibérica de Ecoaldeas, RIE. Se han hecho contactos con personas de Portugal que están dentro del movimiento de ecoaldeas y no han puesto ningún reparo al nombre, aunque consideran prematuro unirse a la RIE. De momento prefieren formar la Red portuguesa de ecoaldeas.
Se decidió también formar parte de la Red Global de Ecoaldeas, GEN Europa, con la que ya teníamos contactos. La Carrucha (ahora Selba) lleva la coordinación entre la RIE y el GEN Europa.
Ulysses informó de que el directorio de ecoaldeas estaba prácticamente terminado. Sólo faltan algunas fotos y algunos datos.
Se recordó a todos los miembros de la RIE que contamos con dos revistas impresas, La Osa y GEA (a partir del otoño de 2001, GEA desaparece y tendremos en su lugar una revista de mayor tirada para la difusión de la RIE: ReHabitar).
Por último se decidió que el siguiente encuentro sería en la ecoaldea Los Arenalejos (Málaga), del 23 al 26 de agosto de 2001.

arenalejos

 

Los Arenalejos 2001

Y van cuatro. Y siempre nuevas caras. Mujeres, hombres y niñ@s de procedencias dispares, probablemente con distintos intereses, pero en cualquier caso dispuest@s a participar en un evento que tiene un aglutinante común: la búsqueda de una forma de vida más simple, más ecológica y sobre todo más humana.

Más de cien personas, la mayoría provinientes de Andalucía, algunas del lejano Norte como se ve desde allí, se reunieron en la ecoaldea Los Arenalejos (Alozaina, Málaga) para conocer el estado actual del movimiento de ecoaldeas, para intercambiar impresiones con nuevos y viejos amigos, para saber de posibles proyectos en marcha, para ofrecer el suyo, para celebrar juntas su apego a la Tierra, su preocupación por la gente, para divertirse y gozar de un hermoso lugar, una estupenda comida y el abrazo cálido de los anfitriones.

Los Arenalejos

En 1987 nueve personas, que en pocos meses pasaron a ser sólo cinco, compraron 18 has. de tierra para iniciar un proyecto de colectividad rural. El lugar incluía un antiguo molino de aceite en bastante mal estado que tras mucho esfuerzo se reconstruyó para convertirse en la casa principal. La finca se halla a 350 m. de altitud, cerca de la Sierra de las Nieves. La tierra y el clima son ideales para la agricultura, y en particular la fruticultura es una de sus actividades principales: tienen 4 has. de frutales que producen aguacates, lichis, nogales, guayabos, nísperos, caquis, mangos, granados, chirimoyos, melocotoneros, etc. También disponen de 12 has. de olivar en mal estado de conservación para el que se necesita ayuda.
Las dos familias (cinco adultos y cuatro niños) que viven ahí actualmente obtienen todos sus ingresos de actividades que realizan en el lugar. Aparte de la fruticultura, también venden cerámica (muy bella, por cierto) y disponen de una carpintería. Tienen una huerta biológica para autoconsumo, quieren terminar una casa para turismo rural y van a hacer un sistema de lagunaje para la depuración de aguas. Nunca han tenido problemas de agua para riego, pero sí para beber. La traída del agua potable a la finca, que tuvo lugar durante el encuentro, fue uno de los acontecimientos más destacados.
Las decisiones se toman por consenso, si es posible, y si no por mayoría amplia. A lo largo de estos años han desarrollado una visión común, dinámica y adaptable a nuevas circunstancias, basada en el respeto por el entorno y por la gente y que se recoge en el concepto de “ecología social”. Actualmente se encuentran inmersos es un interesante proceso de “socialización” de la propiedad. Con el fin de facilitar la llegada de más gente, a lo que se hallan muy abiertos, quieren colectivizar la finca en la forma de una sociedad civil en la que todos los miembros cuentan con participaciones. Este conocimiento, sin duda muy útil para otros proyectos con similares características, está totalmente a disposición de quien quiera preguntar.
De cara al exterior han creado la asociación ALAIDES, editan un boletín llamado La Hoja de la Ecología Social, en colaboración con Ecologistas en Acción de Málaga. La educación de l@s niñ@s, el tema del patriarcado y la ecología social son motivos recurrentes en dicho boletín, fruto de las reflexiones que la propia comunidad a mantenido sobre ellos durante los últimos años.

Talleres

A lo largo de los casi 4 días que duró el Encuentro, se realizaron numerosos talleres en relación con el tema central de las ecoaldeas, que además de enseñarnos cosas muy valiosas, sirvieron también para facilitar los encuentros entre personas que tan apenas se conocían. Bruno, de Los Arenalejos, fue el encargado de un taller de huerto biológico en el que se mostraba el sistema de huerta que ellos utilizan. Paquita, también del lugar, dirigió un taller de cerámica, cuyo resultado fueron unas hermosas piezas de barro, cocidas en un horno bien simple. Floreal se encargó de enseñarnos la finca con todos sus rincones. Colette llevó un taller en el que expuso las claves de la pedagogía infantil Montessori. Nacho nos enseñó varias danzas circulares. Miguel dio una charla sobre casas enterradas, partiendo de su propia experiencia en su finca… Otros talleres fueron para la presentación del libro “Paisajes inspiradores de Málaga”, construcción con balas de paja, reiki, shiatsu, leyendo las estrellas, cuenta cuentos para niños, debate sobre ensañanza alternativa y desescolarización, diapositivas sobre permacultura, etc.
La educación siempre ha sido un tema clave en Los Arenalejos. De ahí probablemente el elevado número de familias con niñ@s presentes en el Encuentro. El método de pedagogía Montessori que trabajan en Los Arenalejos, se basa en el respeto absoluto del niño. Es ayudarle a crecer, a entregar lo mejor de sí mismo. Es una manera de ser y considerar al niño. Es seguirle en sus necesidades, ayudarle a actuar por sí mismo. Su lema: ¡ayudame a que lo haga sólo!

La Comida

Mención especial merece sin duda el tema de la comida. La cocina estuvo a cargo de gente de La Semilla, quienes nos trataron con un gusto exquisito dándonos una comida ecológica, variada y muy sabrosa. Véamos. El pan se amasaba a mano y en lebrillo de barro, se fermentaba con levadura madre y se cocía en horno de leña. La harina procedía de trigo tierno molido con piedra y de cultivo biológico, integral cien por cien.
Todos los alimentos tenían un origen conocido, fueran productos locales biológicos o de comercio justo. Los cereales y las legumbres venían de Albacete, de la panadería Rincón de Segura. El queso y la miel procedían del Realillo (Bolonia, Cádiz). El azucar, el café y el té eran de comercio justo. Y la leche, las verduras y los huevos eran todos productos biológicos de la zona.
Si a lo anterior añadimos que tod@s ell@s eran gente encantadora, capaces de hacernos una deliciosa pizza por el día y cantarnos unas cancioncillas por la noche… ¡qué más se puede pedir!

Reuniones de la RIE

Como ya va siendo tradicional, el encuentro de ecoaldeas es también ocasión para que la Red Ibérica de Ecoaldeas se reúna en su asamblea anual. En una primera charla, abierta a todo el mundo, se explicó lo que es la RIE, su historia y su situación actual. En dos reuniones posteriores, ya restringidas a las personas realmente interesadas en participar en las actividades de la RIE, se presentaron proyectos de ecoaldeas en marcha; se habló de la página web, que se hará en colaboración con la Red Global de Ecoaldeas de Europa (GEN-Europe: Global Ecovillage Network - Europe); se decidió poner en marcha una lista de correo electrónico abierta a todos los miembros de la RIE; se habló de la nueva revista ReHabitar que ha de servir de soporte a todas las actividades de la RIE y al movimiento de ecoaldeas en general, para lo que se invitó a todos los presentes a que la hagan suya, enviando información.
Y se habló del próximo encuentro. Ante la falta de candidatos presentes, la discusión giró más en torno a consideraciones a tener en cuenta a la hora de organizar un encuentro. Se decidió que era conveniente hacer una guía metodológica que sirviera de ayuda a posibles candidatos y que recogiera además ciertas inquietudes que parecieron importantes a todos los presentes: p. ej., necesidad de un espacio de guardería para niñ@s con turnos para liberar a madres y padres, prever algún taller que suponga un beneficio real para el colectivo organizador, dejar un espacio para la gente que quiera autoorganizarse la comida, etc.

Buenos ratos


El Encuentro nos deparó muy buenos ratos. Además de los talleres y charlas comentados, las noches se vistieron de fiesta al son de una música a la que no le faltaban las palmas. Hubo alegría flamenca, pero hubo también tiempo para cantautores locales, para la música africana y la fanfarria italiana. A la hora de bailar, nadie se quedaba atrás. Incluso durante el día: cuando en la mañana del domingo acabó la ronda de evaluación, enorme círculo en el que sólo estaba permitido hablar cogiendo el bastón de la palabra, l@s niñ@s improvisaron un espectacular concierto de tambores que desesperezó a más de un@ y puso en pie a casi tod@s, que frenétic@s no se acordaban ni de comer. En esos momentos, alguien recordó a Emma Goldman con esta frase que resume el espíritu del encuentro: “si no se puede bailar, ésta no es mi revolución”.
¡Y bailamos, ya lo creo que bailamos!

 

 

¿Qué es una ecoaldea?

II Encuentro de
Ecoaldeas

La Red Global de
Ecoaldeas, GEN

La Red Ibérica de
Ecoaldeas, RIE

Documentos

Recursos

Permacultura Bioconstrucción Economía Facilitación EducaciónYsalud Iniciativas

 

 

LogoSelba